Cómo tomar apuntes para mejorar el proceso de aprendizaje



Tomar apuntes es una de las actividades fundamentales de la educación, en prácticamente cualquier campo. Ya sea que se trate de una formación escolarizada o de una que emprendamos para una formación a lo largo de la vida, los apuntes son uno de los recursos más elementales y útiles para consolidar el aprendizaje, pues además de que nos permiten guardar memoria de lo aprendido, son la materia básica para emprender después el estudio, la rectificación, la reflexión y otras acciones que completan el ciclo del conocimiento. 

En ese sentido, los apuntes pueden tener tantas formas como personas se encuentren en un proceso de aprendizaje en un aula . Muchas veces, por considerarlo una actividad tediosa, solemos creer que lo único de lo que se trata es de transcribir aquello que el maestro dice, pero en realidad la hoja en blanco es un espacio abierto que ofrece múltiples posibilidades. Dibujos, esquemas, subrayados, incluso  agregar cualquier cosa que sea significativa para quien toma notas.


Para que nuestros apuntes sirvan en el proceso de aprendizaje de una forma eficiente comentamos el método Cornell


El método Cornell nace en la primera mitad del siglo XX, concretamente en la década de 1940 de la mano de Walter Pauk, un Doctor en Psicología y profesor de educación de la Universidad de Cornell.

Walter Pauk, que posteriormente escribió el best seller “Cómo estudiar en la universidad”, llevó a cabo un exhaustivo estudio durante mucho tiempo sobre cómo tomaban apuntes los alumnos de su universidad: qué les funcionaba y qué no, cómo lo hacían, qué formato utilizaban… Tras recopilar toda la información sopesó y estudió todas y cada una de las diferentes técnicas que ponían en práctica estos estudiantes.

Además del estudio que realizó sobre cómo tomaban apuntes los alumnos de la universidad, también se documentó a fondo sobre otras técnicas recomendadas por profesionales de la pedagogía.

A partir de toda la información recopilada, Walter Pauk creó su propio sistema para tomar notas o apuntes, denominado método Cornell, que estuvo pensado desde el inicio para que los estudiantes de la universidad de Cornell fuesen capaces de sintetizar al máximo los aspectos más relevantes de cada clase, estudiarlos posteriormente y preparar los exámenes de forma más eficiente.


El método Cornell es un muy buen sistema para tomar apuntes y para organizar tus notas, pero debes llevarlo a cabo de una forma específica para que resulte útil.

A diferencia de lo que has estado haciendo hasta ahora, deberás dividir en cuatro secciones diferentes las hojas en las que vayas a tomar tus apuntes (título, notas de clase, ideas principales y resumen). Estas secciones las tendrás que ir completando durante la clase, tomando apuntes y, simultáneamente, extrayendo la información más relevante.

No dejes pasar el tiempo para revisar y completar los apuntes que has tomado en clase, cuanto antes lo hagas más fresco el tema. Está comprobado que cuanto antes hagas este trabajo más capacidad tendrás de extraer las ideas principales y datos relevantes de toda la información que has visto en clase y plantear las dudas que te han podido surgir.


Lo primero que el alumno tiene que hacer para poner en práctica el método Cornell es, como dividir la hoja en 4 secciones distintas.

En https://blog.educalive.com/ indican así el procedimiento :

Partimos de que la hoja donde vamos a tomar apuntes es de tamaño A4, es decir de unos 21 x 29,7 cms. Con la hoja en vertical debemos trazar una línea horizontal a unos 2,5 cms de la parte superior de ésta. A esta sección le daremos el nombre de encabezado o título. A continuación, marcaremos una línea perpendicular a ésta que separe la hoja longitudinalmente en dos secciones, una de ellas de unos 6 cms y la otra de aproximadamente 15 cms. A estas secciones las nombraremos Ideas Clave y Notas de Clase respectivamente. Por último, trazaremos una última línea paralela a la primera con una separación respecto al final de la hoja de unos 5 cms. A esta sección de daremos el nombre de Resumen. 




Antes de clase el alumno debe comenzar completando la sección del encabezado. En él debes escribir el nombre del tema que vas a ver en clase, la asignatura y profesor si corresponde, la fecha y el número de hoja. Todos estos datos, que a priori pueden no parecer muy relevantes, serán clave para que, pasado un tiempo, puedas ubicarte y recordar de un solo vistazo lo que vas a estudiar.

Durante la clase, tomará notas de la información que considere más relevante en la sección Notas de Clase. Ahí debe plasmar todo lo que le ayude a entender mejor el tema o lo que crea que es importante: fechas, dibujos, frases, esquemas, bibliografía, etc. Cualquier información que sea susceptible de salir en el examen debe estar reflejada en este cuadro.

Inmediatamente después de finalizar la clase debe rellenar el cuadro de Ideas Clave. En este apartado deberás escribir las preguntas, palabras o ideas que considere claves del tema. Cada dato relevante o información clave aportados por el profesor debe ir aquí. Si tiene el alumno alguna duda sobre el tema debe escribirla también en este cuadro, para así poder repasarla posteriormente: con su profesor en la siguiente clase, buscando más información o comentándola con compañeros.

Por último, y tras completar el resto de los recuadros tiene que rellenar el cuadro de Resumen. En este cuadro deberá sintetizar al máximo toda la información que hay en el resto de la hoja de apuntes para que, con unas pocas frases y echando un simple vistazo, pueda hacerse una composición de los aspectos más relevantes del tema.

Puede que tras un rato de clase le falte espacio para anotar. No debe preocuparse, puedes tomar notas Cornell en tantas hojas como quiera, solo debe recordar numerarlas consecutivamente.


Ventajas y desventajas del método Cornell

¿cuáles son las ventajas y desventajas que presenta este método?

Ventajas

Para tomar apuntes con el método Cornell se debe llevar a cabo una escucha activa durante la clase, y esto le permite al alumno  asimilar y reconocer la información más importante, a diferencia de lo que ocurre cuando tomas apuntes transcribiendo todas y cada una de las palabras que dice el profesor sin prestar atención a las explicaciones del profesor.

Si se aplica este método le resultará más fácil mantener la concentración y estar centrado  durante la clase, lo cual hará que la clase sea más divertida y productiva.
Este método le exige al aumno un repaso posterior a la clase para terminar de completar sus apuntes y organizar toda la información. Este trabajo posterior le va a ayudar consolidar conocimientos y recordarlos durante más tiempo.
Le ayudará a tener unos apuntes mucho más organizados y estructurados, lo cual te facilitará el posterior estudio y repaso.
Le permite combinar tus apuntes, ideas principales y resúmenes, así como dudas, por lo que en un solo documento tiene todas las herramientas que necesita para estudiar una materia.

Desventajas
No siempre es fácil mantenerte concentrado en clase, sobre todo cuando estas se van acumulando a lo largo del día y va apareciendo el cansancio.
Este método requiere más trabajo y tiempo, aunque le garantiza al alumno que este tiempo no es perdido.
En algunas clases, sobre todo en la universidad, puede completar decenas de hojas para una sola clase.

Cómo aplicar el método Cornell para estudiar

Ahora que ya  se sabe cómo se debe tomar las notas de clase con el método Cornell puede que se esté haciendo otra pregunta el alumno: ¿Se puede usar el método Cornell para estudiar? La respuesta es sí, es más, se puede utilizar para estudiar cualquier materia.

  Si se decide a probar este método en tu estudio diario solo se tiene que seguir unos sencillos pasos, y se mejorará el rendimiento y sus sesiones de estudio  de los temas de secundaria, bachillerato, universidad, conferencias, oposiciones  pasan a ser más amenos.

Durante la lectura del tema tiene que ir el alumno anotando en la columna de Notas todos los puntos relevantes que esté aprendiendo, explicándolos claramente y de la manera más telegráfica posible.

Tan pronto como se acabe el tema comienza a formular preguntas clave sobre las anotaciones que se ha hecho en la columna de Notas. Debe escribir  estas cuestiones y los datos que consideres más relevantes en la columna de Ideas Clave. Además, las preguntas e ideas clave que vaya anotando deben seguir el mismo orden que los apuntes que has anotado en la sección de notas.

Para aclarar estos pasos te lo indicamos en  varios videos :








TE PUEDE INTERESAR


Comentarios

Entradas populares de este blog

Tipo de enfoques didácticos

Consejo Ministros aprobó el proyecto nueva ley de educación (LOMLOE)

Elementos que componen una unidad didáctica