Tomar la palabra desde el aula











Blanca Cañamero, profesora de economía en IES Fray Luis de León , Salamanca, implementa una didáctica creativa de forma continua en el aula . Sus innumerables experiencias docentes reconocidas a nivel nacional dan fe de ello y están recogidas en su blog educativo


Podemos resumir la expresión pública que realiza Blanca en su blog sobre la creatividad y emprendimiento : Emprender significa ser capaz de, tener la valentía de iniciar un proyecto personal propio que genere valor en la sociedad.



Blanca comparte con nosotros este proyecto interesante donde creatividad, cooperación, cuidado medio ambiente y visión de comunidad educativa se funden en el mismo


Problemas como el medio ambiente, la pobreza o el mercado laboral son aspectos curriculares que pueden ser estudiados en las materias del área de economía de forma tradicional analizando estadísticas y noticias de prensa; o permitiendo que el alumno “diseñe soluciones sencillas que supongan un retorno para su entorno cercano. Esta segunda forma de enfocar las materias es el caso de nuestro proyecto Tomo la Palabra.


Tomo la palabra es un proyecto de innovación social de centro en el que eliminamos los muros del centro, aprendemos dentro y fuera del IES y los alumnos pasan a la acción. Nos acercarnos a los problemas como si fuéramos los usuarios que los sufren, interactuamos con personas y vivimos situaciones conflictivas. El objeto final es que los alumnos y alumnas generen un retorno social que sea útil o bien para sensibilizar o bien para erradicar -en la medida que sea posible- esa problemática.

Para poder realizar el proyecto en primer lugar entrenamos a los alumnos y alumnas durante para desplegar sus habilidades blandas.


Trabajamos la observación, la creatividad, el trabajo en equipo y les adentramos en el pensamiento de diseño y la economía circular como principales metodologías de trabajo. Son dos meses de duro entrenamiento -cuan deportista de alta competición- a lo largo del cual realizamos dinámicas, manipulamos objetos, observamos, aprendemos a comunicarnos, a ser conscientes y ver con otros ojos nuestra realidad. En suma, buscamos implementar una nueva forma de trabajar en los alumnos para lo cual es clave que desarrollen su “creative confidence” de modo que cada niño y niña pueda desplegar su talento en las acciones sociales que planteamos relacionadas con los ODS 2030.


Una vez que el músculo creativo y nuestra confianza está fortalecida comenzamos el proceso de trabajo en cada acción social: Problema-Investigación-Solución (siempre debe implicar un retorno social.

El proyecto se ha desarrollado con dos acciones: desarrollo sostenible (un mundo con menos plástico) y erradicar la pobreza. Estamos a medio camino de la acción social igualdad de género y nos queda para el resto del curso trabajo digno y corrupción cero.

Explicamos a continuación el proceso de trabajo en el caso concreto de las acciones terminadas:


Acción Social 1 (sostenibilidad ambiental). El trabajo, para dar respuesta a esta acción, lo hemos realizado colaborativamente alumnos y alumnas de 3º ESO, 4º ESO y 1º Bachillerato. El punto de partida de la acción ha sido dar respuesta al siguiente interrogante “¿es posible una vida con menos plástico en nuestro IES?”.


Los alumnos de 1º Bachillerato han investigado sobre la problemática del plástico y han contribuido con sus evidencias a guiar en el diseño de una exposición sensorial y experiencial “Plástico Fobias” que han liderado los alumnos de 3º y 4º ESO el último día de clase.

Todo el proceso de trabajo implicó investigar, diseñar y ser protagonistas del cambio liderando y sensibilizando al alumnado de 1º ESO sobre los hábitos de consumo y reciclaje. Para ello los alumnos de 3º y 4º pusieron en marcha una exposición hecha con los residuos recolectados y los alumnos de 1º de bachillerato diseñaron y guiaron una gymkana posterior que buscaba evidencias de comportamientos y generación de compromisos en el alumnado de 1º ESO.


Después de todo el trabajo los alumnos evidenciaron que efectivamente es posible una vida con menos plástico en nuestro centro, así como una vida con comportamientos más cívicos en el reciclaje y reutilización de plásticos.

Acción social 2 (erradicar la pobreza). Nos embarcamos en un proyecto muy complejo que nos ha dado unos resultados preciosos.

Comenzamos esta acción por lo fácil, trabajando las finanzas personales y buscando la forma de elaborar un presupuesto diario para vivir con 5€ al día. Nos estábamos acercando a la pobreza a través de las pantallas de los PC y dentro de las paredes idílicas de nuestro centro. Esto no era suficiente, nuestro proyecto invita a la acción y al cambio. Debíamos dar un paso más, debíamos conocer bien la pobreza desde un punto de vista objetivo y subjetivo.

- Desde el punto de vista objetivo un experto vino al centro, fue el profesor Rafael Muñoz de Bustillo catedrático de Economía Aplicada de la USAL, quien nos dio las claves y las cifras de la pobreza.

- Desde un punto de vista más emocional y subjetivo nos embarcamos en una actividad de voluntariado con retorno social en el Comedor de los pobres.

Para entender la pobreza hay que verla, olerla y sentirla...y sólo así podríamos diseñar una solución que ofreciera un retorno con valor a este colectivo.

Investigada la pobreza, comprendido el concepto, los alumnos y alumnas tenían que diseñar una solución con retorno social para la gente en riesgo de exclusión de nuestra ciudad. Debatimos qué podíamos ofrecer a los usuarios del Comedor social, hubo muchas propuestas, pero al final decidimos llevar nuestro proyecto de comunicación creativa “Corazonadas “ al Comedor de los Pobres.

Los alumnos escribieron historias de esperanza con el objeto de mejorar la experiencia de usuario de este comedor social. Esas historias, les sugerí plasmarlas en un papel ilustrado por nosotros mismos (usamos la técnica japonesa del marmoleado). Así, las historias estaban caligrafiadas en 25 salvamanteles preciosos que fueron un auténtico acierto como donación a la institución. Los usuarios no sólo agradecieron nuestra presencia, sino también esas palabras que les hicieron más llevadero el tiempo de espera entre plato y plato y les permitieron olvidar la soledad y vergüenza que envuelve a la pobreza.

Ahora los alumnos están diseñando un calimorfismo sobre pobreza que entregarán en un acto de sensibilización a alumnos de 2º de la ESO con el objeto de que los alumnos entiendan que la pobreza no es algo lejano a nuestras vidas y sobre todo que no juzguemos ni culpabilicemos al pobre de su situación sino que contribuyamos a calmar su soledad poniendo en juego nuestra inteligencia emocional.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tipo de enfoques didácticos

Consejo Ministros aprobó el proyecto nueva ley de educación (LOMLOE)

Elementos que componen una unidad didáctica