martes, noviembre 18, 2014

Los estándares de aprendizaje


El currículo LOMCE presenta unos nuevos elementos denominados “estándares de aprendizaje”. Su incorporación ha creado cierta confusión y muchos profesores nos hemos preguntado cuál es exactamente la diferencia entre éstos y los criterios de evaluación. En este post intentamos reflexionar acerca de ello tomando como referencia un artículo monográfico del blog de Fernando Trujillo. Excepcional artículo y excepcional blog, por cierto.
¿Qué son los estándares de aprendizaje?
Como veíamos en el primer artículo dedicado al currículo LOMCE, cuando nos adentramos en las áreas de conocimiento que desarrolla el nuevo Real Decreto 126/2014, de currículo básico de primaria, no cabe ninguna duda de que la desaparición de Conocimiento del Medio resulta llamativa… pero no novedosa. Ya lo sabíamos desde hace más de un año. Lo que sí resulta sorprendente desde un punto de vista técnico es comprobar que ninguna de las áreas tiene detallado ningún objetivo mientras que los esfuerzos que realizaron para detallar los nuevos “estándares de aprendizaje” son inversamente proporcionales. La profusión en su ejecución no deja de ser sorprendente.
Bien pero, exactamente, ¿de qué estamos hablando? El propio Real Decreto nos los define como “especificaciones de los criterios de evaluación que permiten definir los resultados de aprendizaje, y que concretan lo que el alumno debe saber, comprender y saber hacer en cada asignatura; deben ser observables, medibles y evaluables y permitir graduar el rendimiento o logro alcanzado. Su diseño debe contribuir y facilitar el diseño de pruebas estandarizadas y comparables.” Si ojeamos el desarrollo de las áreas, al primer golpe de lectura se comprueba a simple vista que son una concreción de los criterios de evaluación como dice la definición citada. Dicho de otra manera: son los criterios mucho más detallados y concretos (en algunos casos incluso vemos un criterio “desdoblado” en varios estándares).
¿Cuál es, por consiguiente, la diferencia entre criterios y estándares?
Hemos necesitado “tirar de manual” para saber exactamente cuál es la diferencia entre ambos, donde Cabrera P. (2011) nos recuerda que “los estándares son niveles de realización aceptable o no aceptable para cada uno de los criterios”. Es decir, determinan hasta qué punto hemos logrado o no un criterio de evaluación delimitando el grado de éxito que se ha conseguido durante el proceso de enseñanza/aprendizaje.

Las implicaciones en la práctica, en el aire
Para concluir, lanzamos una breve reflexión al aire: ¿son los estándares de aprendizaje (versus los objetivos) el nuevo referente en el currículo? Sorprende un currículo centrado en los criterios y estándares en el que los objetivos brillan notoriamente por su ausencia. La lectura que se hace de esto es que nos preocupan más las notas que saquen los alumnos que las metas a alcanzar. ¿Será así? Me cuesta trabajo creerlo. ¿Pasamos a un sistema educativo centrado obsesivamente en la evaluación y en la presión sobre el alumnado frente a la preocupación por que se realice un aprendizaje que sea significativo?
Por el contrario, la presencia de estándares y la ausencia de objetivos para que seamos los profesores quienes los detallemos en las programaciones, ¿nos da más autonomía pedagógica en el diseño de los mismos?
Referencia bibliográfica:
Cabrera, Piedad. ¿Qué debe saber y saber hacer un profesor de estudiantes con talento académico?: Una propuesta de estándares de formación inicial en educación de talentos. Estud. pedagóg. [online]. 2011, vol.37, n.2 [citado 2013-06-03], pp. 43-59. Disponible en: . ISSN 0718-0705. doi: 10.4067/S0718-07052011000200002
También puede ser de tu interés:
  1. EJEMPLO DE UNIDAD DIDÁCTICA LOMCE TRABAJANDO CON ESTÁNDARES.
  2. Evaluar con estándares de aprendizaje: las rúbricas