domingo, octubre 06, 2013

Los deberes mejoran el rendimiento escolar?

Un estudio demuestra que son un «valioso instrumento educativo», siempre que sean revisados y corregidos en el aula

Cada año hacer o no deberes en casa es una batalla en la comunidad educativa entre los detractores y defensores de esta práctica. Ahora, en el inicio de curso, un nuevo estudio de la Universidad Autónoma de Madrid pone en valor los beneficios de realizar tareas escolares fuera del horario lectivo. Son «un valioso instrumento educativo», pero no vale cualquier tarea.
Las conclusiones de este informe, publicada en la Revista Psicodidáctica de la Universidad del País Vasco, demuestran que encargar deberesmejora el rendimiento escolar si son revisados y corregidos en el aula y siempre que exista una asignación diferencia para los estudiantes con más dificultades. Sin embargo, no parece haber relación entre el rendimiento y la frecuencia, el tiempo dedicado o la tipología de las tareas para casa.
El estudio se ha realizado entre 5.603 niños y niñas de tercer curso de Educación Primaria, que estudian en 248 aulas de 98 escuelas situadas en nueve países de Iberoamérica: Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, España, Panamá, Perú y Venezuela. Los datos fueron recogidos a través de cuestionarios dirigidos a docentes, estudiantes y familias, junto con pruebas de rendimiento previo y final de Lengua y Matemáticas.

Corregir en clase

Los autores (F. Javier Murillo y Cynthia Martínez-Garrido, de la Facultad de Formación de Profesorado y Educación de la UAM) destacan que «las tareas para casa constituyen una útil herramienta para incrementar las oportunidades de aprendizaje de los estudiantes. Además, es un excelente mecanismo para potenciar la colaboración entre la familia y la escuela, y construir entre ambas una cultura educativa común. Pese a ello, el estudio muestra que aún el 25,2% de los docentes decide no ponerlas».
La efectividad de los deberes se logra, según los autores «si se verifica su realización y, especialmente, si son corregidas y se da la información sobre el resultado, los aciertos obtenidos y los errores a mejorar por los estudiantes. Es decir, la clave está en que las tareas para casa se incorporen en la dinámica del aula de forma habitual, como un elemento más».
Fuente: Diario ABC