CURSO DE EDUCACIÓN INFANTIL. MATRÍCULA GRATIS. RELLENA EL FORMULARIO Y RECIBIRÁS INFORMACIÓN. VER

COMO MEJORAR LA LECTURA Y ORTOGRAFÍA DE TUS ALUMNOS . VER

martes, abril 09, 2013

Finlandia. Un modelo basado en la confianza


Lucía Tristán  comparte con nosotros desde el blog http://powering-education.com lo aprendido en las visitas a distintos colegios en Finlandia, en un viaje que tiene como objetivo  aprender del modelo educativo que consigue los mejores resultados en Pisa, y tratar de identificar posibles estrategias trasladables a instituciones en otros países.
Vistió la Kulosaari Secondary School (www.ksyk.fi), colegio privado sin ánimo de lucro (el único tipo de privado que existe), con 720 alumnos de secundaria, 55 profesores y 50 personas en funciones de apoyo y administrativas. Se posiciona como un colegio internacional por el énfasis que dan a los idiomas y a la diversidad (tienen alumnos de 40 nacionalidades), aunque el currículo es el finlandés, y muy buenos resultados académicos.
La conclusión más importante de hoy es que uno de los “secretos” del éxito es que todo el modelo se basa en la confianza y en la responsabilidad: el gobierno confía en el director del colegio; éste confía en los profesores; los profesores confían en los alumnos; los padres confían en el colegio… y todos funcionan con responsabilidad para asegurar los mejores resultados. Algunas evidencias:
No hay inspectores. Los colegios deciden de forma autónoma cómo impartir el currículo básico previsto en la legislación (por el que reciben un pago del estado por alumno), y cómo enriquecerlo añadiendo contenidos, habilidades o diferentes metodologías, para las cuales deben conseguir la financiación extra. Es su responsabilidad conseguir los resultados esperados.
No hay reválidas, exámenes de paso de etapa, o pruebas del gobiernos para comparar unos colegios con otros. Dar la mejor educación a cada alumno es la responsabilidad de los colegios y profesores, y el nivel de fracaso es bajísimo.
No se vigila a los alumnos para que no copien en los exámenes, no se les prohibe llevar los móviles en clase, no se les controla lo que hacen en la pantalla del ordenador. Los alumnos no copian, no usan el móvil en clase, y en ordenador están haciendo la tarea encomendada… Mirad la disposición en la sala de informática, con las pantallas de espaldas al profesor.
fin 2
Los niños no empiezan la instrucción formal (leer, escribir, números) hasta los 7 años… y el segundo idioma hasta los 10. Sin embargo, se confía en que se van a conseguir (y se consiguen) los resultados esperados.
No hay políticas de evaluación; cada profesor decide en función de la materia, su estilo docente, y el tipo de alumno.
No hay exámenes de final de curso, la evaluación es continua; si un alumno no llega al nivel mínimo esperado, el profesor y el colegio lo consideran un fallo propio al no haber sido capaces de detectarlo a tiempo y poner remedio.
Los alumnos son responsables. Mirad como queda el comedor justo al terminar el turno de comida, perfectamente ordenado y limpio…  sin que haya pasado el servicio de limpieza:
fin3
¿Un mundo ideal? No, exactamente. También hay problemas, pero se tratan de manera diferente, más preventiva pero desde la construcción (y no desde la destrucción).
¿Cómo es posible? Ellos lo explican como “Constructivismo Social”… las razones para explicarlo trascienden el modelo educativo, y  hacen más difícil trasladarlo a otros países como España; Lucía Tristán  lo ve así:
1. La sociedad no tiene la herencia de siglos de tradición judeocristiana; el concepto de culpa, pecado, no lo impregna todo. No piensan primero en lo que puede ir mal, y esto se transmite a los niños desde la cuna.
2. Hasta los 7 añoslos niños van a escuelas infantiles que se centran en el desarrollo equilibrado desde el punto de vista físico-psicológico-emocional, de modo que el niño alcance el nivel de madurez adecuado mientras aprende los principios básicos de esta sociedad: la responsabilidad, el respeto, la limpieza, el equilibrio.
3. En las escuelas infantiles se detectan todos los problemas que pueden afectar al aprendizaje, y se diagnostican de forma temprana, de modo que al llegar al colegio ya está orientado el tipo de soporte que ese alumno necesita.
4. El nivel profesional de los docentes es altísimo. Los profesores estudian en la universidad entre 5 y 7 años antes de entrar en un colegio; los procesos de selección de los colegios son muy exigentes. Los directores cursan programas de postgrado específicos (Lauri Halla, el Principal de KSY tiene un MBA!!). Son líderes en su campo que se mantienen actualizados constantemente… y por inciativa propia (no esperan que les forme el colegio), porque es su profesión y quieren ser los mejores.
5. Aunque parezca una frivolidad, creo que el clima también influye en el desarrollo cultural de esta sociedad; pasar un largo invierno encerrados debe afectar al modo en que los padres se relacionan con los hijos.
Nos  deja algunas fotos del colegio.
Un aula… cada una era diferente, los alumnos se mueven de una a otra para cada asignatura.
fin4El aula de “home economics” donde chicos y chicas aprender a llevar una casa, presupuesto incluido, cocinar y diseñar recetas.
finllandia 1