domingo, octubre 21, 2012

La competencia emprendedora en la Educación Secundaria

Un estudio de Mondragón Unibertsitatea sobre  la “Iniciativa Emprendedora” la define como una actitud ante la vida que abarca todos los ámbitos, en la que el ámbito profesional (y de creación de empresa) es uno de ellos, muy importante para uno mismo y para la sociedad.

Este estudio justifica la competencia emprendedora en edades tempranas , en concreto secundaria, por los siguientes motivos:


- La realidad que hoy en día vivimos está caracterizada tanto por la creciente interdependencia a nivel global, como por su consiguiente naturaleza cambiante (cada vez a mayor velocidad). El cambio de la realidad es causado por multitud de factores y nuestra “participación activa” (si la ejercemos) puede ser uno de esos factores. Podemos “emprender” e influir en la realidad resultante; podemos “no emprender” y la realidad también evolucionará, pero de otro modo, a merced exclusivo de factores externos a nosotros. Emprendiendo participamos activamente en la realidad resultante del cambio: participamos activamente en la evolución.

La creciente interrelación a nivel global conduce a que cada vez en mayor medida percibamos el hecho de que las acciones en un lugar determinado tienen impacto en uno u otro momento, en uno u otro grado, en el resto del planeta, y de que cada vez se acelera más la velocidad a la que se produce dicho impacto. 

Hoy más que nunca en la historia es necesario que los jóvenes reflexionen sobre la realidad que viven y las interdependencias que intervienen en ellaimaginen/sueñen realidades mejores y participen en su manifestación/ “realización” siempre evaluando el impacto de las acciones llevadas a cabo. 

Especial atención al Desarrollo Humano Interior

La visión desde la cual “se mueve” la persona determina su “motivación” y como consecuencia su “comportamiento”. El sistema educativo se propone educar para la participación de las personas en la creación de una realidad mejor para el conjunto de la humanidad.  Para ello es preciso desarrollar la iniciativa emprendedora pero no sólo eso. Podemos desarrollar la iniciativa emprendedora en personas emprendedoras con visión egocéntrica y conseguir resultados peores para la humanidad como conjunto. 

Por ello consideramos fundamental insistir en que el desarrollo de la competencia de Iniciativa Emprendedora se realice siempre necesariamente de la mano de un Desarrollo Humano Interior en la persona. Todo desarrollo de la competencia de Iniciativa Emprendedora que no contemple este Desarrollo Humano Interior será “cojo”; e impedirá un desarrollo sostenible de la humanidad y del planeta.
El desarrollo de la competencia de Iniciativa Emprendedora de la mano del Desarrollo Humano Interior conduciría crecientemente a la unicidad de todos ellos, de tal forma que cualquier proyecto que se abordara supusiera simultáneamente un emprendimiento personal, de formación y desarrollo profesional, así como de progreso social colectivo y de respeto a la naturaleza.
Por lo tanto, y teniendo en cuenta la reflexión anterior, urge que el sistema educativo español cumpla con los requisitos establecidos en materia de competencias por la Unión Europea y sea la competencia emprendedora una asignatura con contenido curricular dentro de la Educación Secundaria española