domingo, febrero 19, 2012

Los agujeros de la enseñanza



La secundaria española relega o imparte mal asignaturas clave: 
Latín, Música, Economía, Ciencias e Inglés

Hay al menos cuatro asginaturas donde es clamorosa la deficiencia del sistema educativo español en secundaria. Empecemos por las lenguas clásicas, el Latín y el Griego. Señala Jesús de la Villa Polo, catedrático de Griego de la Universidad Autónoma de Madrid, y vicepresidente de la Sociedad Española de Estudios Clásicos (SEEC): «Nosotros hablamos latín, una forma de latín, no nos engañemos. Para los que estudien español, o sea, para todos nosotros, el conocimiento del latín es simplemente algo que nos permite avanzar incomparablemente más allá de lo que se está haciendo ahora mismo». Pero la enseñanza de una lengua va ligada al estudio de su literatura y cultura. «No cabe una sociedad culta si no se tiene un conocimiento aunque sea básico de sus raíces. No se puede leer ningún autor, no ya del Renacimiento o del Barroco, sino del siglo XVIII, casi del siglo XIX, sin tener en cuenta estas raíces», que son raíces grecolatinas. Además, «el vocabulario español es en un 95 % latín».
En la práctica, sin embargo, las asignaturas de Latín y Griego están cada vez más marginadas. «Para empezar pedimos —añade De la Villa— el mantenimiento de Cultura Clásica, que es una asignatura optativa en tercero de la ESO. Pedimos que sea para todos los alumnos, y si no, por lo menos, en una opción real, es decir, que pueda elegirla de verdad un número suficiente de alumnos. Porque ahora se la pone en opcionalidad junto a cosas con las que no tiene que competir, como el Francés». La otra reivindicación: «Que hubiera un tercer año de bachillerato, y que se ofertara de verdad el bachillerato humanístico, con tres años de Latín y dos de Griego, porque aunque nominalmente existe, realmente en muchos centros ni siquiera se ofrece».
Jaime Siles Ruiz, presidente de la SEEC, en una carta abierta a los políticos, escribe: «Las grandes transformaciones que dieron lugar al logro de la enseñanza gratuita hasta los 16 años se hicieron y siguen haciéndose a costa de continuos cambios que se han traducido, entre otras cosas, en una pérdida de espacio para materias fundamentales..., entre las que se encuentra el Latín y el Griego».
¿Qué es el TAE?
Pero no solo lenguas clásicas. Pregunten a un alumno de secundaria lo que es una hipoteca, el TAE, un bono del Estado, el interés, un dividendo, un pagaré o cómo funciona la Bolsa, leer un balance o los fundamentos de la contabilidad. Probablemente serán muy pocos los que sepan algo, y no porque se lo hayan enseñado en el colegio. Carlos Trías Pintó, director de la Asociación General de Consumidores (Asgeco), denuncia el «analfabetismo financiero» en España. Habría que introducir una asignatura que fuera educación financiera, obligatoria dentro del sistema español, dice. Hay un programa piloto del Banco de España, la Comisión Nacional de Mercado de Valores y el Ministerio de Educación para tratar de tapar este hueco en la enseñanza, introduciendo contenidos económicos en cuarto de la ESO.
«En nuestra opinión, este planteamiento es muy poco ambicioso, ya que debería estar presente a lo largo de todo el currículo educativo. Más en concreto, hemos identificado, a partir de 4º de primaria, una serie de asignaturas en las que se podría trabajar la educación financiera: Atención Educativa, Tecnología, Iniciativa emprendedora, etc. «Somos muy críticos con el Banco de España y la Comisión de Valores, ya que una vez lanzado un ambicioso programa de educación financiera (ver la «web» finanzasparatodos.es), apenas lo han dotado de recursos, por lo que su implantación es mínima». En 2012 el informe PISA evaluará por primera vez las competencias financieras de los estudiantes de 15 años en 19 países.

1 comentario:

Jose Raúl Pérez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.