domingo, julio 31, 2011

La institución educativa no da una respuesta adecuada a los adolescentes

La institución educativa "no da una respuesta adecuada" a las necesidades "cambiantes y extraordinariamente complejas" de los adolescentes. "Esto no quiere decir que no dé ninguna respuesta", matiza el autor de esta afirmación, Miguel Ángel Santos, catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Málaga, presente ayer en la Universidad de Verano de Adeje.
Las razones por las que las instituciones educativas no ofrecen un tratamiento apropiado a las demandas de los adolescentes residen, por una parte, en un déficit de autonomía, según Santos. "La escuela se mueve con excesiva lentitud, en parte porque lo hace a través de normativas", explica.
A juicio de este especialista, "el currículum escolar es muy cerrado, poco flexible, y parte poco de la escucha de las preocupaciones y necesidades de los alumnos. Más bien es descendente, fabricado para todos, cuando hay dos tipos de estudiantes: inclasificables y de difícil clasificación", reflexiona Santos. Esta uniformidad -"para todos y de la misma manera"- genera una dificultad, que no se debe a la "deficiencia o mala voluntad de los profesionales", sino a la estructura organizativa de las instituciones.
La formación de los docentes supone otro problema, ya que, según el catedrático, "ha estado sin tocar durante más de 35 años" mientras las reformas educativas se centraban en objetivos menos sustanciales.
Miguel Ángel Santos apuesta, entre otros aspectos, por promover la vocacionalidad del profesorado -"hace falta mucha pasión para enseñar, porque nadie aprende contra su voluntad", dice- y defiende la enseñanza de valores y el aprendizaje de la convivencia. Vá: eldia.es

viernes, julio 22, 2011

El sindicato de estudiantes prepara huelga para principio de curso

El sindicato de Estudiantes ha amenazado con convocar una huelga general de toda la comunidad educativa, coincidiendo con el inicio de curso, para protestar contra los "recortes salvajes" que, según han señalado, pretende hacer el Gobierno regional en todos los tramos de la enseñanza pública.
Según informa este martes el sindicato en un comunicado, los centros de enseñanza pública no universitaria empezarán el curso 2011-2012 con5.500 docentes menos de los que había en 2009, a pesar de que el número de alumnos aumentará en la Comunidad de Madrid un 3% más que en el resto de España.
Con la "batería recortes" que, según el sindicato, va a llevar a cabo la Consejería de Educación habrá 2.500 profesores menos de ESO en la Comunidad de Madrid y 500 menos en las escuelas de idiomas y de primaria, de manera, aseguran, que en cada instituto habrá una media de 12 docentes menos de los que había el curso pasado.
Además, afirman que también se va a reducir el número de profesores interinos, que el año pasado ascendían a 7.000 u 8.000 de una plantilla total de 50.000 profesores en toda la Comunidad.
A todo ello añaden que se van a suprimir las horas de tutoría para destinarlas a refuerzo de lengua o matemáticas, por lo cual cada profesor tendrá que dedicar más tiempo al trabajo sin poder compensar las horas perdidas ni garantizar las condiciones adecuadas para impartir las clases.
Según el sindicato de estudiantes, la precariedad laboral de los docentes madrileños obligará a los centros a eliminar otras actividades que consideran "imprescindibles" para la educación, entre las cuales citan lasclases de desdoble o las de apoyo, así como las horas de laboratorio que, aseguran, "pasarán a mejor vida".
Por ello, amenazan con convocar una huelga general en la enseñanza madrileña coincidiendo con el inicio del curso escolar e invitan a sumarse a estos paros a otros sectores públicos que también están viendo "atacados" sus intereses por el Gobierno regional, como la Sanidad, el Transporte, el Canal de Isabel II o los bomberos.Vía: El Mundo

martes, julio 19, 2011

Profesionalizar la enseñanza del castellano

Rosario Alonso Raya, coordinadora del Máster Universitario en Enseñanza del Español como Lengua Extranjera (ELE) de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), considera «necesaria la profesionalización de la enseñanza de castellano a extranjeros» ya que, en su opinión, la docencia de una lengua supone «formación» y una cierta «especialización» que en otros países -como Gran Bretaña- ya está reconocida aunque en España «aun no se contempla». Alonso, profesora de la Universidad de Granada, analiza la situación de los docentes de ELE y explica que muchos de ellos desarrollan su trabajo «en condiciones precarias» algo que «no tiene nada que ver con la realidad que viven los profesores en otros lugares de Europa». Por ello, afirma que «la necesidad» que tienen de compaginar su trabajo principal con clases particulares provoca que «no dispongan de tiempo para prepararse las clases».


Asimismo, lamenta la «explotación y el intrusismo» que sufren los docentes de ELE y, por ello, propone la creación de un colegio profesional así como la mejora de los convenios colectivos a los que están sujetos los educadores: «Hasta ahora cualquier persona con estudios, o incluso sin ellos, puede dar clases de español», precisa.

«Existe demanda del español en todo el mundo» afirma la coordinadora y, por ello, pide un cierto apoyo institucional para que los institutos contraten a docentes especializados en ELE. Algo que, según afirma, supondría una inversión que «a la larga se rentabiliza». Por otra parte, Alonso señala que actualmente proliferan los másteres de enseñanza de español y predice que el tiempo y el mercado regularán la oferta: «Esta inflación de títulos oficiales, dará paso a la supervivencia de unos pocos, sólo los necesarios» para cubrir la demanda.

Formación ante la crisis

Alonso también apunta que la crisis económica ha supuesto un incremento del número de alumnos que desean realizar un Máster y explica que cuando la gente está desempleada «aprovecha para mejorar el currículum». Sobre esto, señala que el Máster en ELE de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo ha recibido este curso académico más de 300 solicitudes para ocupar 35 plazas.

La profesora universitaria exige la necesidad de «cuidar» Internet porque, aunque en ella el español es la segunda lengua después del chino, esta posición privilegiada «no tiene reflejo en las publicaciones» online. Igualmente, añade que «hemos confiado» en el número de hispanohablantes y nos hemos olvidado de difundir la lengua» a través de la red, un instrumento que, en su opinión, «llama a la gente que necesita aprender la lengua para comunicarse». Vía :Diario Montañés

miércoles, julio 13, 2011

El síndrome del profesional quemado en el profesorado de Secundaria



Un estudio de la Universidad de Zaragoza muestra la relación entre el cansancio emocional y la falta de realización profesional con la ausencia de recompensas no económicas

El índice de agresiones físicas en el medio docente es del 4,59%, un porcentaje muy inferior al detectado en el medio sanitario, que en Aragón roza el 11%

Los niveles de violencia verbal, como amenazas, 30%, y de insultos, 48%, son altos, aunque menores a los obtenidos en el ámbito sanitario, del 64%

El trabajo ha sido realizado sobre 617 profesionales de 38 centros educativos de Aragón, 29 públicos y 9 concertados, del medio rural y urbano
La falta de reconocimiento de padres, alumnos y sociedad, frente al respeto del que gozaban hasta hace unas décadas los docentes, es uno de los principales factores que lleva a los profesores de Secundaria a padecer el síndrome del profesional quemado o burnout. Un estudio de la Universidad de Zaragoza realizado sobre 617 profesionales de 38 Institutos de Educación Secundaria de Aragón revela que aunque los docentes sufran sobrecarga laboral y un excesivo número de alumnos no son realmente elementos que lleguen a predecir su desgaste o cansancio emocional, gracias a aspectos positivos como el sentimiento de comunidad especialmente en centros pequeños- que actúa como factor moderador.
Sin embargo, uno de los rasgos comunes al colectivo docente de Secundaria en las tres provincias aragonesas es que la sensación de "sentirse quemado" guarda mayor relación con la variable recompensas, y no en referencia a la cuantía económica percibida, sino a la falta de consideración de alumnos, padres de alumnos o a la pérdida del prestigio registrado hace unas décadas.
 
Los resultados revelan además que este colectivo docente registra un índice de agresiones físicas, del 4,59%, inferior al 11% detectado en el medio sanitario de Aragón. Sin embargo, la violencia verbal presenta mayores porcentajes, tanto en amenazas (30%) como en insultos (48%), aunque siempre en proporciones inferiores al ámbito de la sanidad aragonesa, cifrado en un 64%.
 
Éstas son algunas de las conclusiones del estudio de investigación Evaluación de la eficacia de distintos métodos de prevención en profesorado de Secundaria, que lidera el grupo de investigación de Psicología de la Universidad de Zaragoza, con el apoyo del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón. El trabajo, dirigido por Santiago Gascón, profesor del Grado de Psicología del campus de Teruel de la Universidad de Zaragoza, se realiza junto a profesores de Psicología, Psiquiatría y estudiantes de últimos cursos de Psicología, en colaboración con otras universidades europeas.
 
El estudio se ha desarrollado siguiendo el modelo de Leiter y Maslach, quienes entienden el síndrome del trabajador quemado compuesto por tres factores: cansancio, depersonalización y falta de realización, que pueden predecirse según áreas críticas del mundo laboral (sobrecarga manejable, posibilidad de control, sentimiento de comunidad, justicia, recompensas y valores). El grupo de investigación añadió cuestionarios sobre episodios de violencia y sobre el ajuste/desajuste en la relación docente.
 
El objetivo de este trabajo no es otro que evaluar los riesgos psicosociales en el profesorado de Secundaria para diseñar y analizar la contribución de distintas estrategias de prevención sobre bienestar, salud y ajuste en la relación docente.
 
Los profesionales de la educación, especialmente los de Secundaria, constituyen uno de los colectivos con mayor exposición al estrésEl estrés constituye uno de los principales factores de riesgo de padecer trastornos como cardiopatías, dolor crónico, alteraciones gastro-intestinales, etc. y está implicado en la aparición de cuadros de origen laboral, como el síndrome del profesional quemado.
 
Los principales riesgos psicosociales son sobrecarga de trabajo, exceso de alumnos en el aula, falta de reconocimiento y de apoyo, bajo control, necesidad de estar al día en su formación, trato con alumnos difíciles, desmotivados y agresivos.
 
Los riesgos laborales en docencia, salvo excepciones (trastornos musculoesqueléticos, dolencias de la voz) se generan principalmente en el área psicosocial. Las incapacidades laborales son en gran parte debidas a estos riesgos. Incluso trastornos dermatológicos, gastrointestinales, entre otros, poseen un alto grado de origen psicosocial.
 
Para el investigador en Psicología, Santiago Gascón, educar puede ser la más gratificante de las tareas, pero cuando se trabaja con grupos desmotivados, el clima puede enrarecerse por deterioro del respeto, el trabajo puede llegar a convertirse en una fuente de estrés y de patología. Una óptima relación docente/alumno, basada en la confianza y el respeto, es imprescindible para el desarrollo educativo.
 
 
Distribución de la muestra del estudio
La evaluación se realizó en 38 centros educativos aragoneses: 29 públicos y 9 concertados. 24 ubicados en áreas urbanas y 14 en rurales. La distribución por provincias fue: 7 centros de Huesca, 9 de Teruel y 22 de Zaragoza. En total participaron 617 profesionales. Solo se tuvieron en cuenta aquellos centros en los que participaron el 60% de los profesores. La media de edad fue de 45,7 años. El 53,2% eran mujeres y un 46,7%, hombres./ Vía: unizar.es
 

viernes, julio 08, 2011

Educar en valores dedicando tiempo a lo que nos rodea


El exlehendakari Juan José Ibarretxe visitó ayer Donostia para dar una conferencia sobre las Herramientas para la vida, dentro de la jornada Buenas prácticas en orientación universitaria. Micrófono en mano y con el único apoyo de unas diapositivas, hizo uso de la palabra y de su experiencia para dar una charla sobre un tema algo alejado de lo que ha sido su vida durante años, la política. En la ponencia, realizó un análisis de la situación actual de la universidad y se adentró en el contexto de la docencia y del alumnado.

Las universidades, al igual que otras instituciones y aspectos de la vida, están en constante cambio. "Hay que adaptarse a las necesidades y a las demandas que se presentan en determinados momentos, a los cambios del paradigma de la nueva sociedad. Los contextos cambian y siempre son diferentes entre ellos. Por tanto, uno de los objetivos principales de las universidades debe ser el de adaptarse a las demandas y necesidades que surgen en la sociedad", argumentó Ibarretxe.

Y es que, debido al constante cambio al que estamos sometidos, surgen nuevos vacíos en el individuo. Hoy en día, nos falta tiempo para pensar o, según señaló Ibarretxe, "no le dedicamos el tiempo suficiente". "Se trata de algo que se debe inculcar a la sociedad y, sobre todo, a los jóvenes. Enseñarles a pensar y a recapacitar sobre lo que ocurre a nuestro alrededor, en nuestra sociedad, en el mundo en general. Citando a Moncef Marzouki, es necesario plantar una semilla porque, si llueve y la semilla no está ahí, la lluvia será en vano", explicó el exlehendakari.
Pero su inculcación no es la única tarea de la orientación universitaria. "No se pueden dejar de lado otros valores como la participación, la actitud, la formación del espíritu crítico o las ganas de superarse. Estas son aptitudes que hay que mantener e incentivar y que son los valores que el día de mañana explicarán los comportamientos de las sociedades. Hay que tratar de luchar contra el analfabetismo funcional que presentan los jóvenes de hoy en día", añadió el ponente.
Otro aspecto diferente es el de la orientación. La decisión es única, o por lo menos debería serlo, de los propios estudiantes; nadie conoce mejor que ellos mismos sus gustos y su vocación. Pero, en ocasiones, la elección supone un problema para los jóvenes y es ahí donde entra en juego la labor de orientación universitaria. "En este aspecto, la orientación que podemos aportarles es muy importante. Se trata de educarles para la vida, dotarles de autonomía y enseñarles a tomar decisiones por sí mismos", expuso Ibarretxe.

Vía: http://www.noticiasdegipuzkoa.com