domingo, julio 31, 2011

La institución educativa no da una respuesta adecuada a los adolescentes

La institución educativa "no da una respuesta adecuada" a las necesidades "cambiantes y extraordinariamente complejas" de los adolescentes. "Esto no quiere decir que no dé ninguna respuesta", matiza el autor de esta afirmación, Miguel Ángel Santos, catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Málaga, presente ayer en la Universidad de Verano de Adeje.
Las razones por las que las instituciones educativas no ofrecen un tratamiento apropiado a las demandas de los adolescentes residen, por una parte, en un déficit de autonomía, según Santos. "La escuela se mueve con excesiva lentitud, en parte porque lo hace a través de normativas", explica.
A juicio de este especialista, "el currículum escolar es muy cerrado, poco flexible, y parte poco de la escucha de las preocupaciones y necesidades de los alumnos. Más bien es descendente, fabricado para todos, cuando hay dos tipos de estudiantes: inclasificables y de difícil clasificación", reflexiona Santos. Esta uniformidad -"para todos y de la misma manera"- genera una dificultad, que no se debe a la "deficiencia o mala voluntad de los profesionales", sino a la estructura organizativa de las instituciones.
La formación de los docentes supone otro problema, ya que, según el catedrático, "ha estado sin tocar durante más de 35 años" mientras las reformas educativas se centraban en objetivos menos sustanciales.
Miguel Ángel Santos apuesta, entre otros aspectos, por promover la vocacionalidad del profesorado -"hace falta mucha pasión para enseñar, porque nadie aprende contra su voluntad", dice- y defiende la enseñanza de valores y el aprendizaje de la convivencia. Vá: eldia.es