lunes, junio 20, 2011

El sueño de ser profesor

Mientras la mayoría de los ciudadanos se relajaban en un espléndido día que invitaba a disfrutar de la playa, otros se enfrentaban a un examen que decidiría su futuro. Unas 5.700 personas realizaron ayer la primera parte de la prueba del concurso de oposición para obtener una de las 3.796 plazas convocadas por la Consejería de Educación Infantil y Primaria. Desde primera hora de la mañana los aspirantes daban un último repaso al temario que llevan preparando durante todo el año de cara a un examen con el que podrán conseguir un puesto de trabajo fijo como profesor. 

La Universidad de Málaga habilitó de cinco centros para la realización de las pruebas. La Facultad de Derecho, la de Medicina, el E. T. S. I. de Informática y Telecomunicaciones y los aularios Severo Ochoa y Gerald Brenan acogieron durante la mañana de ayer los 54 tribunales donde se examinaron los candidatos a un puesto fijo en el sistema educativo. Los aspirantes optan a 1.236 plazas en la especialidad de Educación Infantil, 1.163 plazas en Educación Primaria, 456 en Pedagogía Terapéutica, 386 en Educación Física, 241 en Inglés, 196 en Música y 118 en Audición y Lenguaje, según la Central Sindical Independiente y de Funcionarios en enseñanza (CSI-F). 

Noelia Espinosa, candidata a una de las 387 plazas para Educación Física, se mostraba optimista en cuanto a la proporción entre el número de plazas y personas que se presentan: "Creo que la asignación está bastante bien este año, no lo veo tan difícil". Se trata de la tercera vez que se presenta al concurso de oposición y tan sólo a una hora del examen aseguraba no estar nerviosa. Igual de tranquila se encontraba su compañera Noelia Bellón, quien se presentaba por segunda vez. Sin embargo, otra aspirante a esta especialidad, Rocío del Valle, aseguraba verlo "muy complicado", ya que "hay mucha gente que se presenta de fuera de Andalucía". 

A las puertas de la Facultad de Derecho, uno de los centros habilitados para la realización del examen, Francisco Suárez esperaba mientras su mujer realizaba la prueba para acceder a una de las plazas de Educación Especial. "Está muy nerviosa, lleva un año entero preparándose, gastando dinero en academias y además con una hija", aseguraba este joven, que no obstante se mostró confiado en que habría suerte y verían "premiado el esfuerzo". 

También Carmina del Pino, aspirante a uno de los puestos de Primaria, aguardaba optimista mientras repasaba el temario antes del examen que tendría lugar a las 11:30. Es la cuarta vez que se presenta, aunque en esta ocasión cuenta con el aliciente del baremo de la experiencia laboral, ya que aprobó sin plaza y desde entonces es interina. "Ahora tienen más oportunidades las personas con experiencia, pero en las próximas convocatorias será más fácil para aquellos que estudien más". A tan sólo unos minutos del examen se mostraba "un poquito nerviosa" aunque aseguraba intentar llevarlo "lo mejor posible". 

Marta A. es una de las personas que aspira a una plaza de Primaria en turno de reserva por discapacidad. En su caso será algo más fácil, ya que son 111 las personas que se presentan para acceder a un total de 58 puestos. "Aunque no lo tengo tan difícil como otros, estoy temblando de los nervios" aseguró mientras esperaba a comenzar la prueba. 

También hubo quien no las veía todas consigo. Cecilia González y Rosa Cano se presentaban ambas por segunda vez, la anterior lo hicieron por Primaria y esta vez lo hacen por la especialidad de Inglés. Cecilia, como tantas otras personas, viene desde fuera de Andalucía. Tenía la presentación en Granada y se queja de que le cambiaron de Tribunal con tan solo 24 horas de antelación. "Yo tuve la suerte de poder desplazarme, pero hay mucha gente a la que le ha pasado lo mismo que no ha podido venir. Por ejemplo, de unas 70 personas que se iban a presentar a Inglés en un principio, han faltado unas 30". Por otra parte, confesaban no estar de acuerdo con la forma de evaluar los conocimientos: "Creemos que no es la adecuada, pues es igual o más importante valorar la forma de dar clase o la manera de tratar a los alumnos. Este tipo de examen lo puede pasar cualquier persona que tenga mucha memoria". 

Este examen es la primera parte de la fase no eliminatoria de oposición, donde durante dos horas los aspirantes desarrollaron por escrito uno de los 25 temas que entraban para demostrar los conocimientos sobre la correspondiente especialidad. La segunda parte comenzará el próximo viernes, donde los candidatos presentarán un programa didáctico y una exposición oral de una unidad, aunque no tendrán que realizar esta prueba las personas que ya poseen el informe, es decir, aquellos que se encuentren en activo como interinos. Las pruebas que se realizan durante esta fase de oposición supondrán un 60% de la nota final. 

Los aspirantes que consigan una de las plazas se incorporarán el próximo curso 2011/2012 como funcionarios en prácticas. Las personas que no lo logren, pero aprueben entrarán a formar parte de una bolsa de sustituciones de la especialidad en la que se hayan presentado. Quienes logren superar ambas partes entrarán en la fase de concurso, con un total de 10 puntos, donde el personal interino que forme parte de las bolsas de trabajo y posea experiencia docente podrá obtener hasta 7 de los puntos. También podrán alcanzarse un máximo de 4 puntos por formación académica y certificación de cursos y otros 2 puntos por otros méritos. Esta fase de concurso supone un 40% de la nota final de los examinados. Vía: malagahoy.es