lunes, mayo 30, 2011

La ciudad en una caja de zapatos

Rocio Valle. Orihuela. Lo que comenzó como una actividad de clase en el curso de cuatro años del Colegio Villar Palasí se ha convertido en una gran exposición donde alumnos y padres pueden contemplar las calles de la ciudad en miniatura.
Esta muestra con maquetas de las vías de la ciudad y de algunas pedanías ha sido un éxito entre los alumnos del centro y las familias que pasan de forma diaria a disfrutar de unos trabajos «que nunca imaginamos que representarían tan bien la realidad y que estarían tan bien elaborados», confiesan las maestras de los pequeños, Elena Ruiz y Elena Quiles.
Las docentes explican que esta actividad se inició «cuando en clase trabajamos la unidad didáctica '¿Qué pasa en la calle?'». En este sentido señalan que en este tema enseñaron a los niños las señales de tráfico, contenedores de reciclaje, oficios, comercios, entre otros. Sin embargo, Quiles y Ruiz quisieron ir más allá y propusieron a los niños y sus familias que hicieran una maqueta del barrio o la calle donde vivían «porque los alumnos son muy pequeños para realizar este tipo de trabajos».
Las maestras comentan que «nunca imaginamos la gran participación que hemos tenido en esta actividad». En este sentido declaran que lo establecieron como una tarea voluntaria «pero hemos llegado a las 30 maquetas». Asimismo manifiestan que el objetivo que se plantearon consistía en intenar afianzar la relación entre las familias y la escuela «y que los niños pasasen un rato con sus padres por las tardes porque si no están en actividades extraescolares, están viendo la televisión».
Los padres se implicaron «enormemente» con la actividad y no dudaron en preguntar a las maestras qué materiales podían utilizar o qué tamaño era el más adecuado «y nosotas les facilitamos toda la información que necesitaron». Una vez que concluían el trabajo, los niños las llevaban a clase y allí explicaban su calle y cada uno de los elementos que hay «de esta forma exponían los conocimientos que habían aprendido cuando estudiamos la unidad didáctica en cuestión».
Ruiz y Quiles declaran que poco a poco fueron almacenando maquetas con las calles de la ciudad «y pensamos que sería gratificante exponer los trabajos». Así que se pusieron en marcha y le comentaron su proyecto a la dirección de su centro y a la del Colegio Fernando Loazes que le dieron su permiso «y nos han dejado una sala que compartimos las dos escuelas».
Para completar el trabajo realizaron ilustraciones con sus alumnos para decorar el aula donde se ubica la muestra «que está visitando tanto los alumnos como los padres de ambos colegios». La exposición que lleva por título 'Bienvenido a Orihuela' hace un repaso por varias calles de la ciudad donde se puede ver la Plaza de Santa Lucía, la Estación Intermodal, el Parque Severo Ochoa «e incluso nuestro colegio porque una niña vive justo al lado». Asimismo también hay otras maquetas que representan algunas pedanías como Raiguero de Bonanza, Correntías o El Escorratel.
Las calles y los barrios recrean a la perfección cada uno de los elementos que se ubican en estas calles «pero los niños también han querido darle su toque personal». Las maestras señalan que se han quedado «asombradas» por los materiales que han utilizado los padres para realizar las calles de la ciudad entre los que se pueden ver gomaespuma, palillos, caucho, tablex, cajas de zapatos, esponjas, estropajos, entre otros. Quiles y Ruiz comentan que en estas maquetas se puede ver «la imaginación que han tenido las familias en esta actividad» y que ha conseguido que Orihuela se convierta en una miniatura. Vía:  La Verdad de Murcia