lunes, febrero 14, 2011

El consumo responsable desde la educación

Albacete.  El principal pilar para que los consumidores sean más críticos y tengan capacidad de reacción frente a los posibles problemas es la educación. Por ello, la Dirección General de Consumo se esfuerza en educar a los consumidores de hoy, pero también de mañana, a conocer todos los ámbitos y las posibilidades que tienen, puesto que, según explica el director de Consumo, Jesús Montalvo, hay que lograr que «la educación no sea un elemento de desigualdad entre personas».


Así, la Dirección General de Consumo promueve actividades en las aulas de formación para el consumo, que disponen de material didáctico para que los más pequeños aprendan a realizar «un consumo más responsable». La antigua Universidad Popular es la sede de este centro en Albacete, por el que han pasado más de 5.000 niños en el último año. En total, más de 40.000 niños de Castilla-La Mancha reciben formación a través de las actividades de la Dirección General de Consumo, porque «ellos ya son consumidores, a través de sus padres», indica Montalvo.

En estos centros los menores pueden, por ejemplo, aprender a comprar de manera responsable en un supermercado, pero también de forma saludable. Según indica Montalvo, uno de los talleres estrella de la programación es el de alimentación, para que los niños aprendan a crear dietas saludables, fijándose en las calorías de los alimentos y escogiendo los más adecuados para desayunar.

Otro de los talleres simula el funcionamiento de un banco. Los pequeños interpretan los distintos papeles y entienden, por ejemplo, que si piden un préstamo luego tendrán que devolverlo, y con intereses, aprendiendo así el valor del dinero. También se les intenta «acercar la realidad de los países del sur» a través del comercio justo, y que entiendan que si compran productos así señalados están contribuyendo a «un negocio más equitativo, que cumple las condiciones mínimas de protección, no explotación y un salario justo», afirma Jesús Montalvo.

Nuevas tecnologías

Las actividades formativas también se dirigen a los adolescentes, a los que recientemente se les ha educado en nuevas tecnologías. Y es que la Dirección General de Consumo recibió un informe del Defensor del Pueblo, que exponía los peligros de las redes sociales y la poca concienciación que existe entre los menores, pero también entre los padres. Por ello puso en marcha el programa 'Ventanas', una unidad didáctica que pretende enseñar tanto a niños como a padres y profesores cómo usar correctamente las nuevas tecnologías. «Si subes una foto a Internet deja de ser tuya y puede aparecer en cualquier sitio, incluso entre publicidad», explica Montalvo.

La crisis no ha rebajado los recursos que se destinan al desarrollo de estos cursos. «Tenemos las mismas posibilidad, porque el propio Gobierno regional ha explicado que los servicios sociales y la educación son dos de los pilares imprescindibles», afirmó Jesús Montalvo.

Así, se volverá a realizar el concurso de cómic y pintura con motivo del día mundial de los derechos del consumidores, en el que participaron en pasadas ediciones más de 2.000 colegiales, y que en esta edición tendrá como tema central las nuevas tecnologías.  Vía: La Verdad