domingo, diciembre 19, 2010

Por hablar en clase de jamones te denuncio

Los hechos ocurrieron en un instituto de La Línea, donde un profesor se refirió al proceso de curación y un alumno que practica el islam se sintió ofendido


Un profesor del Instituto Menéndez Tolosa de La Línea de la Concepción, ha sido denunciado por una familia musulmana de La Línea pues su hijo, alumno de primer curso de Secundaria, considera que se le ofendió durante el transcurso de una clase de geografía, según informaron al Diario de Sevilla fuentes del centro educativo.

El docente se encontraba dando clase con normalidad sobre los distintos climas del planeta y usó a la localidad granadina de Trevélez como ejemplo de clima frío y seco. A modo de anécdota, el profesor contó que precisamente ese clima favorecía la curación de los jamones.
Entonces el alumno pidió al docente que no hablara de jamones puesto que le ofendía la cuestión al ser musulmán. 

Según pudo saber el  Diario de Sevilla de fuentes del centro, el profesor le contestó que simplemente se trataba de un ejemplo y que él no tenía en cuenta en sus clases la religión que practican sus alumnos.

Esto podría haberse quedado simplemente en un intercambio de pareceres pero la familia del menor, que en ningún momento acudió a hablar con el profesor sobre este incidente en clase, no ha dudado en interponer una denuncia contra el docente en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía. 

Aunque nadie se puso en contacto con él, al parecer un familiar del menor sí que acudió al centro educativo para hablar con la Jefatura de Estudios y protestar por el ejemplo que el profesor había puesto en clase de geografía.

Agentes de la Policía Judicial acudieron ayer al instituto para que el profesor prestase declaración sobre los hechos ocurridos durante la clase. Además, los funcionarios han solicitado la documentación disciplinaria y académica del menor en este centro educativo y en el anterior en el que estaba escolarizado.

El docente está acusado de ser autor de un supuesto delito de maltrato de obra, alegando además motivaciones racistas y xenofóbicas. 
Vía: Diario de Sevilla