jueves, noviembre 12, 2009

La autoridad de los educadores es un " tema de Estado"


Los docentes aragoneses consideran la autoridad del educador un asunto de estado que debe ser abordado en el pacto estatal por la Educación que el Ministerio de Educación tiene previsto acometer antes de finales de año. Así lo advirtió ayer Gloria Pardillos, secretaria general de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza (Fete-UGT Aragón) en la presentación de la campaña Por la colaboración social en la educación. La educación es cosa de todos, enmarcada en la demanda de un mayor reconocimiento social de la labor de los educadores.


Pardillos, que se congratuló de una iniciativa ministerial "que ya veníamos reclamando hace años", reconoció cierto "escepticismo" porque "la educación ha venido siendo más materia de confrontación partidista que de pacto político responsable y generoso". Sin embargo, ese pacto estatal aparece como el marco "perfecto" donde abordar la autoridad del docente y no en el ámbito autonómico, aunque aplaude la iniciativa de la comunidad madrileña de elaborar una ley de autoridad del profesorado.
Para el sindicato, la pérdida de potestad de los educadores "no es una cuestión que vaya a resolverse simplemente con una ley, como la desigualdad entre hombres y mujeres o la violencia de género", pero valora su inclusión en la normativa legal porque "ayuda, sensibiliza y hace a todos partícipes de la solución al problema".

UGT, cuya campaña incluye cartelería para los centros educativos, pegatinas o cuñas e inserciones publicitarias que recuerdan lo que el profesorado y la escuela "han hecho y siguen haciendo" por la sociedad, considera que la autoridad del docente se ha venido "minando" en los últimos años, lo que ha supuesto un problema del que quieren sensibilizar a la población. "Necesitamos su apoyo porque la educación es cosa de todos", afirmó Pardillos, quien reclamó un "pacto social" en el que "todos rememos en la misma dirección y cada uno sea consciente de su responsabilidad". Asimismo, subrayó la importancia de no confundir la autoridad del profesor con el autoritarismo "basado en el abuso y la falta de respeto".
Fuente: "El Periódico de Aragón