jueves, agosto 16, 2007

Cambio drástico en el concepto de formación


Jaume Carbonell, director de 'Cuadernos de pedagogía' y director del seminario 'Competencias básicas y participación ciudadana', defendió ayer la educación como valor fundamental de la sociedad democrática antes de solicitar un «cambio drástico» en el sector basado en la formación permanente de los profesores, la autonomía de los centros, medidas de atención a la diversidad y un nuevo modelo pedagógico. «Se pierde mucho tiempo en impartir conocimientos inútiles -acotó- y se olvidan otros fundamentales».Como ejemplo, comentó que a pesar de la atención que se presta a la gramática, apenas se dedican horas a la lectura y escritura, lo que en la práctica genera, en su opinión, un déficit en los alumnos. «Es más importante que en la escuela se adquieran competencias y habilidades básicas que tantos conocimientos», resumió. El pedagogo apostó por un cambio de paradigma en el que el sujeto no sea «lo que se enseña, sino lo que los alumnos aprenden», e insistió en que «en una sociedad con más capacidad de cultura se da un mejor clima de convivencia».Carbonell estuvo acompañado por el profesor de Didáctica y Organización Escolar Juan Manuel Moreno, quien sostuvo que «en el siglo XXI las agendas de educar al ciudadano y formar al trabajador van a converger, porque las competencias que se requieran van a ser prácticamente las mismas».Moreno reclamó «más información» sobre el tiempo real que se dedica a la formación en competencias y a las demandas del mercado laboral, de modo que se puedan trasladar a las aulas.En este sentido, recordó que los estudios que se han llevado a cabo en países de nuestro entorno señalan que se demandan profesionales con capacidad de adquirir nuevos conocimientos, trabajar en equipo, con iniciativa y autogestión, pensamiento creativo y dominio de las nuevas tecnologías y lenguas extranjeras. «De ahí que formar ciudadanos y 'entrenar' trabajadores sean dos procesos cada vez más convergentes», insistió. Máxime en una sociedad en la que «el reto ya no es el acceso a la educación, sino el acceso al aprendizaje».«La empleabilidad -reflexionó- de los jóvenes va a depender de la formación en esas competencias y valores», de modo que hay que trasladarlos al sistema educativo de una forma rápida y estudiada: «No hay que caer en un error recurrente en la historia de la educación, que es confundir la música con el instrumento». Carbonell apoyó estas palabras con un ejemplo más gráfico: «No sólo se trata de llenar las aulas de ordenadores, sino de saber qué hacer con ellos», porque «las nuevas tecnologías no son más que plataformas para desarrollar nuevos modos de aprender en el aula».

Vía: Diario Montañés

asociado a mundo educativo (El blog de blogs educativos)

technorati,tag: educacion, didactica