lunes, marzo 26, 2007

Adios al cero


Los alumnos de secundaria no volverán a tener un cero al final de curso nunca más. Así lo ha decidido el Ministerio de Educación, que lo ha eliminado de las notas en la enseñanza obligatoria (de 6 a 16 años) porque la evaluación es "continua y sumatoria", es decir, que no se referirá a exámenes específicos, sino a la calificación del final de curso. Así, el rosco desaparecerá de las notas que recibirán los estudiantes el año que viene.

Los profesores podrán seguir poniendo ceros patateros en los exámenes, pero no así en las notas finales. Para el curso 2007-2008 se fija una calificación numérica con las siguientes equivalencias: insuficiente para 1, 2, 3 y 4; suficiente para 5, bien para 6, notable para 7 u 8 y sobresaliente para 9 o 10, según el borrador de una orden ministerial.
Para la extinción del cero, el Ministerio de Educación expone que es imposible que el alumno acabe el año con ningún conocimiento de la asignatura, que no haya tenido ningún aprovechamiento. También argumentan que el rosco tiene efectos psicológicos negativos para el estudiante. Otros aseguran que la eliminación del cero es absolutamente innecesaria. Exponen que sustituir el cero por el uno como nota mínima no es una medida para abordar el fracaso escolar y acusan al Gobierno de ser demasiado blando y dulcificar las calificaciones.

Vía: El País; blogalaxia,tags:
asociado a mundo educativo (El blog de blogs educativos)