sábado, junio 17, 2006

A la caza del estudiante

Las universidades están redoblando esfuerzos para cubrir las plazas vacantes, que en el curso anterior alcanzaron las 47.738. Hay 150.000 alumnos menos que hace seis años.

Facilidades para obtener dos o tres titulaciones universitarias en poco más tiempo del que se emplea para terminar una sola; planes de estudio bilingües para perfeccionar el inglés; programas sobre habilidades y competencias profesionales para complementar la formación técnica. Son algunas de las iniciativas con las que las universidades, no sólo privadas sino también públicas, compiten entre sí para diferenciarse y ofrecer servicios de valor añadido con los que atraer a los nuevos alumnos.Los datos no dejan lugar a la duda. En una década los inscritos a las pruebas de acceso a la universidad –Selectividad– han descendido en 105.000 y el número de alumnos que se incorpora al primer curso ha caído en 92.000; el total de universitarios se ha visto reducido en tan sólo seis años en casi 150.000. Así las cosas, el número de plazas que quedan sin cubrirse en las universidades públicas ascendió el pasado curso a 47.738. "Se trata de una cuestión demográfica. Estamos en el momento en que el descenso del número de alumnos es más pronunciado. La tendencia se mantendrá cinco años, pero después se suavizará", explica Ana María Salazar, vicerrectora de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.Esta situación provoca un cambio sustancial en la forma de gestionar las universidades, "porque nunca habíamos sido proactivos. Ahora nos vemos obligados a enseñar quiénes somos y qué hacemos, incluso antes de que el estudiante se incorpore", afirma Salazar. Esta institución apuesta como forma de atraer a los futuros universitarios por abrir sus puertas para mostrar el equipamiento de sus instalaciones, además de ofrecer "dobles titulaciones muy ligadas a las demandas de los empresarios y cursos de habilidades".Para conocer los gustos de los estudiantes y poder atraerles, la Universidad Pompeu Fabra ha realizado un estudio en Cataluña sobre sus motivos a la hora de decantarse por un centro: prestigio y calidad de la enseñanza, localización del campus e instalaciones y servicios son, por este orden, las características más valoradas. Angels Ingla, jefa de gabinete del rectorado, destaca tres factores clave: el índice de inserción laboral, el grado de internacionalidad y el rendimiento de sus estudiantes. Otra cuestión básica que cuida la Pompeu Fabra es la asociación de antiguos alumnos, intentando vincularles más allá de la carrera, ofreciéndoles una cuenta de correo electrónico, el uso de la biblioteca y descuentos en la formación continua.
Vía: expansionyempleo, blogalaxia,tags: universidad technorati,tag: estudiantes
más..educacion.suprglu.com

No hay comentarios: