domingo, marzo 26, 2006

Oposiciones.Consejos útiles para el día del examen

No empieces a escribir directamente
Antes de redactar el tema que has elegido, tómate unos minutos para pensar.Como te darán todo el papel que tú quieras, coge un folio para apuntar en sucio el esquema que podrías seguir y las ideas que van surgiendo. Ese folio te servirá, cuando hagas el repaso final antes de entregar el examen, para comprobar si lo has puesto todo.
El comienzo del examen podría ser la formulación del esquema en limpio
De esta forma, el tribunal conocerá desde el principio el orden lógico en el que se van a ir sucediendo los datos, los epígrafes y los razonamientos. Además, darás una imagen de estructuración y de coherencia que te beneficiará.
No te dejes dominar por el pánico
Si te quedas bloqueado es preferible que dediques unos minutos para leer lo que has escrito. Después te resultará más fácil seguir, porque te surgirán nuevas ideas. Si esto no ocurriera, continúa tu ejercicio vinculando el tema con otros aspectos relacionados, poniendo ejemplos, explicando mejor lo dicho, matizando las afirmaciones, citando bibliografía. Seguro que mientras estás escribiendo, tus ideas se ordenarán.
Piensa antes de contestar
No se contesta con un “sí” o un “no”, pero tampoco mediante un largo discurso. Se trata de argumentar con rigor y seguridad. Hay que tener en cuenta que la parte práctica supone una parte muy importante de la nota final de la primera prueba.
Procura reforzar las ideas principales con ejemplos
Procura que los ejemplos no sean vulgares ni fáciles. El rigor y la precisión han de ser las notas propias de tus ejemplos.
Explica con exhaustividad pero al mismo tiempo con medida
Piensa siempre en que te lo tienen que corregir. No aburras. Lo ideal sería acompañar los datos más rigurosos con una visión original y amena.
Si puedes procura ser breveNo se trata de llenar hojas.
El objetivo es responder a los distintos epígrafes del tema o de las preguntas, demostrando que se ha asimilado, que se diferencia entre lo principal y lo accesorio.
Cuida la letra y la ortografía
Lo que estás escribiendo lo tendrás que leer ante el tribunal. Para ello procura hacer una letra legible.En cuanto a la ortografía, es importante que la tengas en cuenta por si finalmente el Tribunal se encarga de corregir el examen.
No utilices muchos gráficos porque cuando lo tengas que leer te resultará difícil.
Es preferible redactar esa información. No dejes lugar para la improvisación, porque el día de la lectura estarás muy nervioso.
Cita las fuentes bibliográficas utilizadas o que sabes que existen para ese tema
Asegúrate, eso sí, de no equivocarte en el nombre del autor, fecha o título. Produce un efecto pésimo.Ten en cuenta que los ejercicios de ingreso para el cuerpo de profesores requieren una asimilación personal que acepta incluso un punto de vista crítico con tu opinión basada en argumentos sólidos, citas bibliográficas y ejemplos claros.
Conviene que subrayes frases, conceptos, definiciones que ayuden al tribunal a valorar tu dominio conceptual
A la hora de leerlo, haz énfasis en lo subrayado. Esto aportará una amenidad que el tribunal agradecerá. Piensa en lo que supone escuchar a decenas de opositores leyendo con un tono monocorde.
Antes de entregar el ejercicio repasa si tienes tiempo
Aunque estés cansado, volver a leer el ejercicio suele dar muy buenos resultados. Si no encuentras ningún error, podrías emplear los últimos minutos en redactar una conclusión que cierre bien todo el tema.
Vía: profes.net; blogalaxia,tags: , technorati,tag: oposiciones

1 comentario:

Luis dijo...

Hola:

Algo que puede ser de gran ayuda es responder de forma no sencuencial. Es decir, elegir en primer lugar las preguntas más fáciles e ir dejando para más adelante lo más complicado.

Beneficios: Aumenta la tranquilidad y confianza y se ahorra tiempo (porque al ser las preguntas más asequibles, se responden rápidamente).

Un saludo,
Luis
http://www.elartedelamemoria.org