lunes, enero 16, 2006

Los profesores españoles ganan más que los europeos pero son menos felices

Se encuentran los terceros en el ranking de los mejor pagados sólo superados por Portugal y Alemania .

Un informe, presentado por investigadores de la Universidad de Barcelona y la Fundación La Caixa, resuelve que los docentes españoles se encuentran entre los mejor remunerados de toda Europa aunque son los que más se quejan de su situación laboral.
El doctor de la Universidad de Barcelona, Joaquim Prats, es uno de los directores de la investigación que ha afirmado que los profesores españoles sufren malestar docente y entienden que su trabajo está poco reconocido, se encuentran indefensos a la hora de enfrentarse a él y sus condiciones laborales no son las ideales.


Además, en el estudio, presentado por la Fundación La Caixa, se especifica que el sueldo medio de inicio cuando comienzan su andadura profesional y el sueldo cuando se jubilan o causan baja está descompensado porque al principio tienen un salario más alto que en cualquier país europeo pero luego no siguen una progresión proporcional y se quedan estancados. También se resalta que los profesores españoles de secundaria tienen mayores retribuciones que los de universidad.
Las retribuciones más altas del profesorado no se corresponden, sin embargo, con los sistemas educativos con mejores resultados. Las estadísticas colocan a España en la franja baja de los países de la UE y la OCDE, ya que entre un 27 y un 33% del alumnado no consigue graduarse de sus estudios de secundaria; un 23% no alcanza los umbrales mínimos de conocimientos en Matemáticas y Lengua, y apenas un 10% entra dentro de los niveles de excelencia, frente al 16% de Francia o las tasas superiores al 20% en países como Finlandia y otros nórdicos. Los docentes de los demás países donde se ha realizado el estudio, (Holanda, Finlandia, Francia, Inglaterra, Bélgica, Alemania...) cobran menos pero no padecen esa situación, ya que entienden que cuentan con el suficiente reconocimiento social a su labor. En España, el profesorado tiene que afrontar en solitario los problemas que aparecen en las aulas y no se sienten, en muchos casos, respaldados ni por sus propios compañeros de centro lo que les crea desánimo personal y profesional entre los docentes. Además la mayoría de los profesores determinan que el origen de su descontento proviene de la falta de apoyo que reciben de la Administración. También critican la gestión del ministerio que consideran desacertada política de personal porque menosprecia a los colectivos docentes y de no proveer de los recursos necesarios a los centros.

En relación a los problemas educativos en los diferentes países europeos son bastante parecidos: escasa adaptación entre los sistemas educativos y productivos, la incorporación de los nuevos avances tecnológicos a la transmisión de conocimiento, la inmigración, los brotes de violencia, destacando la preocupación por solucionar el fracaso escolar en la etapa de Secundariaria Obligatoria. Los continuos cambios que se producen en el sistema educativo español, en los programas y modas psicopedagógicas, que cambian curso tras curso, afectan de manera considerable a los profesores.
El tema de la violencia en las aulas también analizado en el informe, explica que el sistema pedagógico español no es un fenómenos generalizado ni afecta a todo tipo de centros docentes, aunque sí comienza a ser una preocupación dentro del ámbito de la sociedad y de las autoridades educativas.

Pese a las carencias del sistema educativo español, como el bajo nivel de excelencia, los autores destacaron el gran trayecto conseguido desde la instauración de la democracia, ya que, según constataron, se logró en 25 años lo que otros países maduraron desde el final de la Segunda Guerra Mundial.
Vía: elpaisuniversitario.blogalaxia,tags: profesores